La Historia de Tango

Tango es más que simplemente una posición precisa y un paso estable. Se desarrolló en Argentina y Uruguay en el siglo XIX. El Tango es el resultado de la fusión de música europea, africana y gaucha. En aquel tiempo, la gente empezó a tener el Tango bajo su piel. El Tango es una forma de vivir, un lenguaje del alma.

Al principio el Tango fue llamado Tango Criollo o simplemente Tango. Hay numerosos estilos actualmente, como son el Tango Argentino, el Tango de Salón (Estilo americano e internacional), Tango Finlandés, Chino, y otros. El Tango Argentino es considerado el “auténtico” tango ya que es el más parecido al que originalmente se bailó en Buenos Aires, Argentina.

Elementos de baile y música de tango son populares en actividades en las que se incluye baile, como son: patinaje artístico, natación sincronizada, etc., por el dramático efecto y la enorme cantidad de improvisación en el eterno tema del amor.

El Tango es bailado normalmente en línea, en una posición cerrada, pecho con pecho, o mejilla con mejilla. No obstante, el Nuevo Tango permite bailar en una posición abierta. Una cosa es eterna: el tango es irrepetible y permite una improvisación infinita.

El Tango consiste en una variedad de estilos como son Tango Canyengue y Tango Orillero. Sin embargo, estos estilos ya no se bailan. Son simplemente una parte de la evolución del Tango. Actualmente, el Tango Argentino consiste en: Tango de Salón, Tango Milonguero, Nuevo Tango, Show Tango o Tango Fantasía.

Los bailarines de Tango Argentino también disfrutan con otros dos bailes, como son: el Vals (waltz) y la Milonga. Las fiestas de Tango son también llamadas Milonga.

Finalmente, cierra tus ojos, abre tu corazón, comparte tu pasión con tu acompañante y baila Tango.




Ir a Artículos